El acceso a la justicia: ¿o el agujero negro del sistema judicial?

Asumir la vulnerabilidad Alicia Ruiz (1)
 “–Nadie los culpa – dijo Emily, con suavidad... –
No, pero, por otra parte, si nadie los salva, es lo mismo que culparlos, ¿no? ¿no es así? – repitió dirigiéndose a mí...” “Memorias de una superviviente” Doris Lessing 

Introducción

El acceso a la justicia: ¿o el agujero negro del sistema judicial? El acceso a la justicia: un espacio por el que navegan teorías que intentan tranquilizar buenas conciencias y llenar un vacío casi insondable en el que, como barcos a la deriva naufragan los discursos garantistas. El principio de igualdad consagrado unánimemente en las constituciones modernas y en los tratados internacionales implica en uno de sus sentidos posibles, que “todos” están bajo el paraguas salvador del poder judicial que debería protegerlos frente a la afectación de sus derechos, de cualquier derecho en cualquier circunstancia. Ahora bien ¿quienes son esos “todos”? En verdad, nada es como parece estar dicho en los textos referidos. Son muchos, muchísimos los que esperan vanamente ante las puertas de la ley que su demanda sea satisfecha... y aún puede ser peor: los hay que ni siquiera saben adonde ir en busca de tutela o que no tienen ninguna. El horizonte luminoso de la igualdad es apenas perceptible, una ilusión que sostiene malamente el imaginario de la modernidad frente a un mundo oscuro, opaco, habitado por individuos sin identidad ni reconocimiento, a los que se procura invisibilizar, desconocer y olvidar. Seres vulnerables de vulnerabilidad extrema hacia los cuales sólo se dirigen, casi siempre y en el mejor de los casos, miradas indiferentes (a veces encubiertas de un manto de piedad definitivamente hipócrita). Entre los “todos” no están los pobres, ni los inmigrantes, ni los desocupados, ni aquellos a los que por su color de piel, por su creencias religiosas, por su opción sexual, por su ideología política, por su adicción, por estar acusado de un delito o por haber sido condenado, por estar en prisión o por haber salido de ella, por estar enfermo, por haber sido aislado en una institución médica, por ser un niño o un adolescente con “problemas de conducta o “en situación de calle”, o por... La lista sería interminable, en ella están los excluidos, los negados, los perseguidos al que el derecho debería amparar….

 (1) Integrante del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires
Fragmento inicial de una participación de la Dra. Ruiz en una obra colectiva "Defensa Pública: Garantia de acceso a la justicia"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre las 100 reglas de Brasilia .Comentarios sobre el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad

Presentacion Fundacion Tomar Accion Res 1080/14